La UNESCO declaró el 16 de noviembre de 2010 que la dieta mediterránea formaba parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Dieta mediterránea declarada Patrimonio de la Humanidad

La inscripción fue presentada por Italia, España, Marruecos y Grecia para salvaguardar las costumbres y tradiciones de las recetas que forman parte de esta forma de vida.

La dieta mediterránea es un estilo de vida que abarca desde la comida tradicional hasta los paisajes del mediterráneo que se transmite de generación en generación.

Un modo de vida que está determinado por los espacios mediterráneos y el clima, la pesca, los cultivos agrícolas, el criadero de animales y un intercambio social que establece relaciones estrechas entre las familias formando una gran comunidad.